Bitácora: El Viaje es hacia dentro

Escrito el 8 de octubre del 2020, por Al Borde.

Prepara tu equipaje, empaca lo importante y saca todo aquello que ya no te sirve, no es necesario tener claro el destino. El sábado 26 de septiembre nos encontramos personas de Brasil, México, Ecuador, Perú y Colombia, para el quinto conversatorio de la serie “Conectades a nuestras historias”, denominado “El Viaje es hacia dentro”. En este espacio contamos con la participación especial de Lia García “La novia sirena”, Nany Guerrerx y Jota Jessica Agila Tene, Directora del corto documental “Mi Voz lesbiana”.

Al inicio nos preguntamos sobre los viajes que ya estamos emprendiendo, y jugando con las metáforas, pedimos que cada participante compartiera que transporte usaba para para estos viajes íntimos e internos: Algunas personas comentaron que van a pie o que se encuentran acampando, sintiendo cada elemento y tomándose el tiempo para reconocer la ruta, otras evidenciaron que su viaje a las profundidades las ha convertido en buzos que se sumergen en sus más misteriosas aguas, algunas van por trochas en bicicleta tratando de equilibrar su movimiento con los obstáculos que les presenta el camino, también hubo quienes después de viajes muy tumultuosos en donde forzaban todas las capacidades de su medio de transporte, decidieron bajarse, andar a pie un tramo y abordar una lancha a nuevos lugares más amenos, por último está quien se encuentra evaluando la posibilidad de empezar un viaje por las estrellas y a nuevos mundos, por lo que está alistando todo en su nave espacial. En estos viajes algunas van con un pesado equipaje, otras han ido soltando en el camino, o por el contrario van recogiendo cosas en su andar las cuales atesoran hoy por hoy. Unas personas deciden emprender el viaje solas, otras van acompañadas o encontrándose con gente en su andar y hay otras que están buscando nuevamente reencontrarse con su soledad.

Empezando la travesía

Jota, quien realizó en la VI Escuela Audiovisual Al borde, su corto autobiográfico “Mi Voz Lesbiana”, nos cuenta que este fue un proceso de mucha introspección, en el que tuvo que elegir entre muchas historias por aquella que realmente ese momento necesitaba compartir. En esta historia narra un poco sobre su infancia y su familia, el salir del closet en su ciudad: Guayaquil, donde existen clínicas de tortura que pretenden cambiar la orientación de las personas disidentes sexuales, asi mismo aborda algo que es esencial para ella: el descubrimiento de los placeres y la autoexploración.

Conversamos sobre el documental y Adreimy, comenta que le encantó la sonrisa, naturalidad y sensualidad de Jessica, rescata como el dolor que ha vivido fuera transformado en decisión y coraje para gritarle a los vientos y al sistema opresor quién es, sin sentir culpa o miedo, todo esto le contagió de firmeza por resistir y persistir reconociéndose a sí misma antes que nada y nadie.

Andreina, quien vió en estreno la película en Guayaquil en el año 2016, comenta que esta fue un hito en sus círculos sociales, la creatividad del relato y la naturalidad en la que se trataba el placer y la lesbiandad le dio ánimos para salir del closet! incluso pusieron el corto en el televisor de la casa de una amiga como estrategia para tocar el tema con su mamá, a lo que la mamá de esta dijo “esta muy linda la actriz” :).  

Este relato nos alegra la noche ¡es muy significativo encontrarte con un relato audiovisual contado por alguien que vive en tu contexto y cuya historia se conecta con la tuya! El testimonio de Andreina junto con otros que hemos escuchado en esta serie de diálogos nos cuenta cómo las películas Al Borde se han convertido en compañeras de viaje que nos dicen al oído: No eres la única y tú también puedes existir con libertad ¡arriesgate!!

¿Cuándo empezar un viaje?

Nany nos cuenta sobre qué detona sus viajes, siendo la incomodidad el aspecto primordial a la hora de buscar nuevos destinos. Reconoce que en muchos momentos es extremadamente paciente, pero ha aprendido a escuchar su cuerpo y corazón para identificar lo que le gusta o en el menor de los casos lo que no le gusta. Por ejemplo, sabe que alguien le atrae cuando al encontrarse con esa persona cambia la forma de su respiración, o que no disfruta estar en un lugar cuando se empieza a mover inquieta. En este proceso, reconectarse con su espiritualidad e intuición han sido claves para reconocer cuándo debe cerrar ciclos y partir hacia un nuevo destino. 

El baile es su gran compañero de viaje y también fue la mejor señal que encontró su cuerpo para sacarla de la oficina donde alguna vez trabajó en un empleo y bajo unas condiciones que la hacían infeliz, la manera de sobrellevarlo fue encerrándose a bailar en el baño de la empresa, ese movimiento de su cuerpo la llevó a dejar ese lugar para seguir la danza como su goce, su oficio y su artivismo. Por eso Nany nos recomienda ver con gratitud los momentos de crisis, momentos iniciáticos de muchos viajes transformadores, esos donde la tierra tiembla para movernos del lugar en el que nos habíamos establecido, para que encontremos el valor y la confianza de explorar y hacer nuevos caminos.

La ternura como brújula

Lia “la novia sirena”, nos cuenta que su vida ha sido un constante viajar, ya que este es tránsito, transición y transmutación, un incesante nado a contracorriente, un río que se encuentra listo para desembocar en el mar. Nos lo dijo también a través de un poema:

“Había una mujer tan azul pero tan azul 

que un día le susurró a los cuatro vientos 

¿Cuándo podré volver a sumergirme en aguas profundas? 

A lo que el viento le respondió 

hoy mismo, en ti misma.”

Su brújula en cada viaje es la ternura radical, pues para encontrarse a veces es necesario perderse en una misma, navegar a lo profundo del corazón. Finalmente aporta el concepto de transcestralidad, que vincula el legado de las personas trans, las ancestras, quienes han labrado parte del camino que ahora ella recorre junto a sus hermanas, por lo que cuando viajan, lo hacen con toda la memoria viva de las ancestras, del linaje femenino, masculino y no binarie: 

“Siento que soy como un collage identitariamente… Me interesa hablar de la lucha que yo hago en el contexto de México con mis hermanas trans por la búsqueda de la justicia, la búsqueda de la sobrevivencia y también la lucha que hacemos juntas dentro del feminismo, porque lastimosamente las mujeres trans dentro del feminismo tenemos que hacer una lucha por ser reconocidas, visibilizadas y poder encontrar ahí un refugio… estoy muy interesada en que las políticas de ternura radical atraviesen los feminismos, que se abra una grieta en esos feminismos que no pueden tejer alianzas con nosotras”.

Destinos recurrentes

Quisimos indagar en aquellos viajes que hemos hecho varias veces, por gusto o por necesidad de seguir aprendiendo eso que el viaje nos viene a enseñar.

Leandra comparte que varias veces en su vida se ha encontrado experimentando vínculos sexo afectivos en donde intenta llenar expectativas que están más allá de sus posibilidades, sacrificando y dejando de ser ella misma y entrando en juegos de jerarquías y de poder donde nace la culpa por el propio deseo. Es aquí donde los feminismos han sido claves para problematizar su vida, entrar a cuestionar para dónde va, qué necesidad tiene de estos relacionamientos, dónde sembrar y bajo qué condiciones hacerlo.

El disfrute de la desnudez, de la piel sobre la piel, para Jota ha sido una travesía que ha hecho varias veces, sola y en compañía de las personas con quienes convive, sea en el espacio público o con quienes habita lugares íntimos. Explorar texturas, talles y transparencias en su cuerpo es una manera de navegar en la sensualidad y el placer. 

Lia por su parte dice que uno de los últimos y más importantes viajes es el de habitar la posibilidad de existir, de ser amada, querida, amamachada, de hacer y tejer familia, respecto a la imposibilidad que te siembra este sistema. Como dice Jessica Marjane “las personas trans son la metáfora de lo posible” y el mejor viaje que han hecho es el de habitar la posibilidad de ser lo que siempre han sido. 

Por último, Nany está siempre dispueste a repetir aquellos viajes que le enseñan a tener el coraje de conocerse más, y que ponen a prueba su audacia de ser elle misme. Ser “una misma, une misme, es ser alguien que cambia”, nos llama a no tener miedo a descubrir que podemos ser diferentes y la responsabilidad de indagar en los anhelos y en buscar lo que da alegría a esas personas que somos hoy. Nany se despide diciendo: “Hay que preguntarse todos los días ¿quién eres hoy y qué quieres?”

Cuando vayas de viaje hacia dentro lleva contigo…

Como regalo de despedida, creamos colectivamente está lista para recordarnos amorosamente qué llevar en cada viaje. Estamos muy agradecidas con este bello grupo de viajeras y viajeres, a través de nuestras historias nos acompañamos en un tramo de esta travesía, y exploramos mutuamente rincones íntimos y experiencias que nos han transformado, para recordarnos que el principal viaje siempre es ¡hacia dentro! 

Nos Apoyan

EN PT ES