La Marcha Trans: dignidad, rebeldía y derecho la vida

Escrito el 30 de julio del 2020, por Lorena Fernández.

El pasado 3 de julio como Mujeres Al Borde, estuvimos presentes en la Marcha Trans acompañando a la Red Comunitaria Trans en la celebración de la vida, pero también en el duelo y la #dignarabia por la muerte de varias compañeras Trans en lo que va corrido del año, en lo que va corrido de la historia. Rechazamos con indignación los abusos, atropellos y vulneraciones sistemáticas de las personas Trans en el mundo, pues toda vida Trans importa.

Esta marcha surge como un homenaje, como el sollozo de alegría por resistir y como acción colectiva por la reivindicación de derechos desde la dignidad, desde el derecho a ser y a existir desde donde nuestros cuerpos quieran ser, desde donde nuestras almas se encuentran en un solo corazón. Es indudable la situación precaria por las que les compañeres pasan día a día, y no hay mejor momento simbólico que este para acompañar y sumarse, también para reflexionar y adelantar acciones concretas para la mejora y calidad de vida de todas las personas con sexualidades disidentes de la norma.

Desde la rebeldía y con sumo cuidado, ya que no podíamos dejar de lado la emergencia sanitaria, caminamos, recorrimos desde el Parque Nacional hasta el Parque de Los Hippies en Bogotá. Paso a paso, con les compañeres abriendo camino a la consigna #JusticiaParaAlejandra y #YoMarchoTrans, sonriendo y demostrando que en colectivo el poder de juntarnos es más fuerte, más activo y más visible. La furia travesti no parará hasta lograr habitar las calles y no tener miedo de caminar por ellas, respondimos así, al llamado de las compañeras y nos tomamos las calles desde la  fuerza colectiva y la rebeldía, como motor para existir por quienes ya no están, por quienes no merecían morir a manos de la indiferencia y la falta de humanidad.

Caminar juntes es la posibilidad de encontrarnos, de no sabernos sin red y de entender, que desde la convergencia por la vida digna y la lucha por nuestros derechos, somos invencibles y capaces de articular acciones para la salud con garantías, el trabajo como un derecho y la educación como un pilar para seguir adelante, para resistir y existir no solo desde lo público, sino también desde lo privado. Nos encontramos en las luchas de la vida y la rabia por las violencias, nuestros cuerpos expresaron rabia y dolor, también alegría y vida que en el documental puedes ver, sentir, y compartir como parte de la visibilidad que merecemos como seres humanos, como personas dignas de habitar los lugares desde nuestras posibilidades de ser y permanecer, por eso y más no nos cansaremos de gritar Yo Marcho Trans, les invitamos a ver nuestro documental narrando la experiencia.

Honramos la vida, celebramos la resistencia y persistimos son olvidar a les compañeres que ya no están con nosotres, desde nuestro lente transfeminista les invitamos a resonar con nuestras imágenes y a ser une con la visibilidad de la denuncia desde la belleza y la tenacidad de nuestra comunidad, en esta quinta marcha trans la exigencia de justicia fue la apuesta, la libertad de expresión y la juntanza nos llenan de orgullo, de alegría y de felicidad. No olvidamos pero resistimos en colectivo para sanar y para honrar el legado de quienes ya no nos acompañan.

Nos Apoyan

EN PT ES