UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE, EL CUIDADO ENTRE TODES COMO APUESTA POLÍTICA

Escrito el 8 de agosto del 2020, por Lorena Fernández.

Nos encontramos en un lugar mágico en Cundinamarca, Colombia Colibrí la casa de autocuidado y sanación donde Mujeres Al Borde y quienes la visitan, hacemos magia.

La sanación, hace parte del amor propio, del autocuidado entre todes y de las múltiples formas de resistir en contextos de violencias en América Latina y el Caribe, no podemos olvidar los asesinatos, feminicidios y actos cargados de odio contra las personas disidentes de la norma, por esta razón Mujeres Al Borde construye desde el juego y el artivismo, otras formas para estar, para construir y para desafiar el sistema que invalida a otros cuerpos.

¿Cuál es nuestra forma de trabajo? El juego, el teatro y la improvisación. Trabajamos con el error, con la equivocación y con la reflexión como oportunidad de transformación para el cambio; unos días en Colibrí transforman y esto llevado a la práctica desde el trabajo personal, construye otros caminos para el artivismo y la acción colectiva. Algunas de las experiencias que podemos nombrar en nuestra trayectoria tiene que ver con apuestas como Queer Teatro Las Aficionadas, como espacio para transitar y aceptarse como se es, dentro de un proceso continuo para la defensa de las existencias no hegemónicas y no normativas, para comprender las identidades de género como un desafío; otro espacio es Matronas Ingobernables, como encuentro para conversar y disfrutar de los lazos resignificados ante la maternidad, ante el cuerpo, la vida y los desafíos de la imposición ante los cuerpos.

¿Cuáles son algunos de nuestros anhelos? Parte de lo que un día soñamos lo estamos viendo hoy, Colibrí para nosotres es un reto, un sueño que día a día crece y se transforma gracias a les activistas y a la defensa de los derechos humanos. Uno de nuestros anhelos tiene que ver con el poder de generar nuestro propio alimento, de generar en tierras fértiles comida y alimentos mágicos para personas que están en situación de emergencia. La autogestión implica ser aliades y compromete la acción colectiva por la defensa de la tierra, del alimento y de la cosecha que de manera simbólica, también nos permite situarnos como ciudadanxs activos en un contexto determinado.

Otro sueño es la Policarpa, escenario para jugar, para actuar, para relajarnos y activar no solo el cuerpo, sino la mente y los sentidos puestos en Colibrí como parte del trabajo metodológico desde nuestras distintas apuestas y talleres. Volver a nuestras infancias en espacios Al Borde, seguros y libres de violencias, en confianza y con la seguridad de volver a jugar y a explorar sin miedos, sin culpas. En nuestras metodologías exploramos para ser éstas un portal para transitar y ser y dejar ser, para ser en definitiva quienes queramos ser. Desmantelamos el modelo binario, viajamos hacia el interior y reflexionamos desde la caída y el trabajo propio.

¿Por qué Colibrí es importante? Consideramos que los impactos sociales de la emergencia sanitaria Covid 19 son bastantes, sin duda en términos físicos pero también en términos de salud mental; queremos sanar a través del trabajo propio, de la espiritualidad, del juego como apuesta y de la resistencia para continuar en un mundo lleno de brechas de desigualdad pero con toda la necesidad de movimiento y transformación para el cambio que ya estamos viviendo, esto a través del placer, del gozo, del movimiento, del baile y del amor.

Queremos que la emergencia sanitaria no nos obligue a estar lejos de nosotres, buscamos que el cuidarnos entre todes nos ayude a compartir, a no perder de vista elementos también importantes como la defensa de la vida, el respeto por la diferencia y el trabajo colectivo como escenario posible para existir en una vida libre de violencias. Contamos con todo lo necesario en términos de bioseguridad  para que cuando las fronteras estén dispuestas, logremos estar en Minga, en colectivo y así, volvernos a mirar a los ojos, ya sea desde Solteronas Ingobernables, Matronas Ingobernables, Zorroridades Al Borde y Queer Teatro Las Aficionadas, así como la escuela audiovisual como proyectos que hemos venido desarrollando a lo largo de nuestro andar. Les invitamos a viajar por ahora, desde las pantallas en este mágico escenario, Colibrí.

Nos Apoyan

EN PT ES