Escuela Audiovisual en Cali

Nuestro contexto

En el llamado “postconflicto” nuestra querida Colombia sigue atravesando momentos muy difíciles, activistas que son referentes comunitarios y que protagonizan cambios sociales en distintas regiones de nuestro país, están siendo amenazadxs y asesinadxs.

También lxs activistas y comunidades LGBTIQP+ estamos en la mira de quienes hacen la guerra, mientras los discursos fundamentalistas religiosos toman fuerza. La tercera noche de la Escuela coincidió con la Velatón Nacional por lxs líderes sociales asesinadxs, en medio de la naturaleza del hermoso lugar que nos acogía, muy lejos de las ciudades, hicimos nuestra velatón, lloramos, nos abrazamos y convocamos todo el amor y el bien para Colombia.

Una constante a lo largo de la Escuela fueron las noticias dolorosas de una guerra que continúa acechando nuestros sueños de paz y libertad, a seres y lugares que amamos. Este es el contexto en que volvemos a nuestro país para realizar la séptima Escuela Audiovisual AL BORDE, luego de haber itinerado por otros 4 países de Sur América.

El proceso pedagógico y creativo

En la escuela participaron: Anabel Care Papel Arias, Laura Nuwuanda y Poll Andrium Landazuri. 3 valientes compañerxs que activan también desde otros movimientos sociales: antiracistas, feministas, sindicalistas y en la defensa de la madre tierra, quienes aceptaron el reto de convivir, conspirar, transformarse y crear 41 días AL BORDE. El equipo pedagógico estuvo conformado por Clau Corredor y Ana Lucia Ramírez, con el apoyo de nuestro profe invitado: Inti Yuraq Avila.

La primera etapa de la Escuela la vivimos en la modalidad de campamento audiovisual, y la segunda ya dedicada a la escritura, producción y postproducción la llevamos a cabo en Cali, hogar de sus protagonistas. La experiencia pasó por fritar plátanos como forma de supervivencia, bañarnos juntxs en el río, bailar en las mañanas, tardes y noches, contemplar el cielo descubriendo estrellas fugaces, analizar películas, mientras aprendíamos narrativa audiovisual, planos fotográficos, movimientos de cámara…  Jugando y creando, para convertirnos en narradorxs  de nuestras historias, que también cuentan a otrxs, que nos permiten existir.

Esta escuela fue una experiencia intensa de vivir con otrxs, de hacernos amigxs, de compartir la cotidianidad, la memoria, las tristezas y las alegrías más íntimas, para con ese cariño tomar la historia de nuestrxs compañerxs y hacerlas películas. Así con muchísimo amor creamos juntxs “Porque me quieren”, “Siendo la tormenta” y “Dejà Vu”

Contáctanos

Nos Apoyan

EN PT ES