El teatro transformador y revitalizador

Escrito el 26 de Febrero del 2014, por Equipo.

Ponerme en las manos de lx otrx

El masaje como elemento revitalizador surge de nuestras manos para comunicarnos con el otrx, generar confianza y fomentar la comunicación.

El arte de encontrarnos a través del tacto, no solo tiene impacto sobre nuestrxs cuerpos sino una influencia positiva en nuestro interior liberándonos del estres.

Estirar, oprimir, hundir, halar, controlar y desatar partes del cuerpo contribuyen al conocimiento de las otras personas, fijarse en el ritmo de su respiración, en sus formas y construcciones, entregarse de esa manera es otorgar la confianza que más adelante necesitaremos en el escenario.

El generar contacto habitual directo con los ojos de nuestrxs compañerxs nos ubica en el maravilloso plano de la comunicación , explorar sentimientos y situaciones sin palabras nos obliga a descubrir sin invadir al otrx.

Desatando las emociones delante de nuestrxs compañerxs.

La furia, la lujuria, la tristeza, la ternura, la ironía, las risa, las cosquillas, la rabia entre otras, tuvieron que salir en tiempos inesperados y de improviso de nuestrxs cuerpxs como ejercicio para poder ser e interpretar lo inimaginable, para luego días después poder hacer este ejercicio en las calles de Bogotá bajo los ojos de un público desconocido y poder producir en él, sensibilidad y conocimiento acerca de nuestros mundos bizarros y ávidos de derechos.

 

Nos Apoyan