Cuando nos abrazan los transfeminismos

Escrito el 13 de Agosto del 2017, por admin.

Del 10 al 15 de julio de este año, 20 cuerpos que desbordamos las normas nos encontramos para inaugurar un nuevo experimento pedagógico, político y comunitario Al Borde: nuestra primera Escuela Transfeminista, que es también la primera en Colombia y probablemente en América del Sur. Empezamos a soñarla desde hace más de 4 años, y felizmente hemos podido realizarla ahora, gracias al apoyo de la Fundación Open Society.

Hacer la Escuela significó una gran aventura, el encuentro con cómplices maravillosxs, con reflexiones y vivencias feministas que nos transforman y nos llevan más Al Borde. Desde ya soñamos con la siguiente! Estamos expectantes con lo que esta primera experiencia generará en quienes la experimentamos, y en cómo florecerán las semillas transfeministas que cada unx de nosotrxs irá esparciendo por donde quiera que camine, baile, luche y ame.

Feminismos para otrxs inapropiables

Con la Escuela nos propusimos compartir, profundizar y complejizar, reflexiones críticas, inquietudes y emociones que desde hace años venimos tejiendo en torno a las relaciones entre prácticas, movimientos, discursos feministas y nuestros cuerpos, deseos e identidades en transito, fluídas, no binarias, sexodisidentes, trans, areperas, lesbianas, travestis, bi/pansexuales, mariconas.

En la experiencia de Mujeres Al Borde, estas relaciones han sido en algunos casos bastante conflictivas, (especialmente con posturas que asumen que el sujeto único posible del feminismo son las mujeres, que solo hay una forma específica de constituirse como mujer, que si no te identificas como mujer la única alternativa es que te identifiques como hombre),  y en otros casos sumamente placenteras, llenas de descubrimientos y complicidades con feminismos que nos han alimentado el deseo de Transfeminismo, deseo que realizamos con plenitud durante la Escuela!

Reconocimos nuestras genealogías feministas, nos transformamos en poderosas bestias transfeministas, reivindicamos la memoria de nuestras ancestras, despertamos nuestrxs niñxs internxs, despatologizamos las identidades trans, habitamos la poesia travesti, nos hicimos putas feministas, nos pansexualizamos, así nuestros cuerpos fueron abrazados por los transfeminismos que soñamos…

El magnífico equipo pedagógico de nuestra Escuela estuvo integrado por: Ana Lucia Ramírez y Clau Corredor (Mujeres Al Borde), Alanis Bello, Deborah Skenassy (Santamaría Fundación), Michel Riquelme (OTD Chile), Georgina Orellano (AMMAR, Argentina) y Susy Schock. Para ellxs todo el agradecimiento por la generosidad, amor y alegría con que se entregaron para guiar los pasos de esta Escuela!

Qué pasa cuando a un* le abraza el transfeminismo?

13 compañerxs disfrutaron de las becas que a través de una convocatoria pública ofreció la Escuela Transfeminista Al Borde. Venían desde Barranquilla, Bogotá, Cali, Cartagena, Guarne, Manizales, Medellín, Puerto Colombia, dispuestxs a abrazar y ser abrazadxs por estos feminismos que nos tocan y transforman a todo nivel, partiendo desde lo más íntimo.

Laura y Mar hicieron parte de este maravilloso grupo, actualmente viven en Cali, Laura se identifica como afrolesbiana y Mar ha devenido en no binarie, ellxs nos comparten qué ha pasado en sus vidas 1 mes después de su placentero, intenso y provocador encuentro Al Borde con el transfeminismo.

Aspiré a la beca de la escuela con emoción y asombro, al encontrar un espacio que se pensará eso aún en construcción llamado: “transfeminismo”, aún, así no tenía mayores expectativas. Ahora, un mes después de la experiencia, tengo cientos de expectativas frente al curso que tomarán los lazos y proyectos construidos, y al evidenciar lo que ha pasado en mí, a raíz de participar en la Escuela: Mi cuerpa quedó inundada de sentimientos revoloteantes. Mi mente no se apaga. Mi corazón permanece enamorado de quienes conocí.  No paro de contar lo que experimenté en nuestra autodenominada “isla marica”. 

Aprendí que para acceder a diversas realidades debo vivirlas, y/o rodearme de personas a las que les atraviese la cuerpa, escuchándolas atentamente, siendo prudente en mi hablar. Me siento la nueva vocera del transfeminismo, generando curiosidad entre muchas personas.Ciertas categorías que aguantaba a pesar de mi incomodidad, han empezado a salir de mi vocabulario, es como una onda expansiva a partir del encuentro, pues no solo yo, sino también gente a mi alrededor se está repensando muchas cosas que por años dimos por hecho.

Mis relaciones afectivas han vivido un fuerte terremoto, pues lo que experimenté no dejó a salvo nada de lo que anteriormente había construido: infinidad de cambios y ante todo, amor inagotable. Redescubrí a Ivy Queen, la primera reguetonera feminista de la historia, por lo tanto bailo reguetón​​​​ hasta dormida.También se ha avivado mi ser bruja. Ritualizo todo, mis encuentros, la comida y preparación de alimentos, la palabra, inclusive mis relaciones. La hechicería, la magia y los conjuros se han vuelto mi más reciente pasión.

La última consecuencia que identifico es que mi horizonte de realidad se extendió. Muchos de los planes que tenía por lo menos para este año, han sufrido cambios radicales, pues mi vida sencillamente no es la misma desde que conocí a Lucha, Ana, Clau, Susy, Georgina, Michel, Alí, Valerie, Valentino, Isaac, April, Maximiliano, Lina, Deborah, Nico, Angel, Alanis, Paula, Mar y sus 19 apasionantes vivencias.

Orgasmo cósmico es la palabra con la que puedo definir la vivencia en la 1era. Escuela Transfeminista Al Borde. Para mi fue un viaje a un paraíso marica donde fui bendecide por Les Dioses más sexys, degenerades, atrevides, fuertes y valientes de la galaxia transhumana que en ese momento existió. Nunca olvidaré el placer que todo mi cuerpo vivió en cada palabra compartida, en medio de los juegos, los roces, las risas, los colores, la magia, el cachondeo, la comida, los sueños de ser y seguir siendo todo lo que nos viene del alma y la cuerpa, porque nos sale de las entrañas la marikada.  Volver es sentir la radiación de esta onda explosiva que allí se hizo más fuerte, que se expande para seguir generando conexiones de transformación y fluires de placer entre cuerpas libres.

Nos Apoyan